ŠKODA logo

En todos estos años de carrera nunca se me había ocurrido pensar en este tema, hasta que uno de mis amigos me preguntó: ¿cómo elegir una ruta de entrenamiento? Y en realidad, no es una pregunta tonta. Al contrario. Entonces, ¿qué debemos considerar antes de decidir el lugar correcto para entrenar?

Lluvia

A nadie le gusta mojarse, supongo. Así que, tarde o temprano, cada ciclista se convierte en un meteorólogo aficionado. Todas las mañanas miramos por la ventana, comprobando el tiempo. Luego comprobamos una de esas aplicaciones en nuestro smartphone para ver la situación meteorológica actual, especialmente la animación del radar de precipitaciones. A veces podemos evitar la lluvia simplemente eligiendo la dirección correcta de nuestro entrenamiento

 

Viento

Siempre prefiero volver a casa con viento a favor. Especialmente en lugares donde el viento es el protagonista, como los Países Bajos, Lanzarote, en el centro de España o algunas partes llanas de mi país natal, la República Checa. No me importa empezar mi entrenamiento con viento en contra o afrontarlo en mitad del recorrido, pero no quiero luchar contra el viento en mi camino de vuelta a casa. Así que siempre estoy planeando mi entrenamiento de esta forma. Desafortunadamente, recuerdo algunas ocasiones, cuando el viento cambió durante el entrenamiento y estuve sufriendo todo el día. En realidad, es un buen entrenamiento para una escapada larga o una contrarreloj. Pero es poco placentero.

 

Perfil

Según mi plan de entrenamiento, el programa de carreras o cómo me siento en este momento, elijo el perfil de mi entrenamiento. Vivo en un lugar con una buena variedad de rutas de entrenamiento con diferentes perfiles. Así que no es un problema para mí recorrer 200 km en llano o sufrir durante una ruta con colinas y una elevación decente. Por supuesto, a veces no tenemos una buena elección de la ruta de entrenamiento, pero incluso entonces podemos regular la dificultad de la  modificando el ritmo o el desarrollo. Es decir, se puede hacer un entrenamiento duro en llano y uno de recuperación en colinas.

 

Hard at work


Renovar

Durante toda mi carrera no me importó correr en el mismo circuito una y otra vez. A veces, simplemente no puedes evitarlo. Recuerdo algunos Campus de entrenamiento en los que pasé tres semanas montando en uno o dos circuitos de entrenamiento. Pero cuando puedo elegir, cambio mis rutas muy a menudo sólo para refrescar mi pasión por el ciclismo. A veces es bueno hacer tu vuelta favorita de la manera opuesta.

Puntos de interés

Incluso en un planeadísimo  entrenamiento antes de la carrera más importante de la temporada, puedes combinar tu ruta con visitar a un amigo, saludar a tu madre o conocer a tu patrocinador. Trato de darle a cada entrenamiento un  toque extra de fondo. Y si no hay ninguna necesidad especial, trato de planear la ruta sólo para ver algunos lugares bonitos. Carretera panorámica al lado del mar, carretera con buenas vistas – y eso es muy a menudo – o un buen café con un espresso excelente y una tarta sabrosa.

Seguridad

El tráfico está empeorando en todas partes. Es por eso que siempre elijo carreteras más pequeñas o carriles bici cuando es posible. Más vale prevenir que lamentar. Intento recordar todos esos puntos peligrosos en mis rutas favoritas de todo el mundo y siempre trato de evitarlos. Tráfico congestionado, cruces sin visibilidad o bajadas mal asfaltadas. Cada vez utilizo más los carriles bici, sobre todo cuando salgo de las grandes ciudades. La regla clave es como siempre: ¡la seguridad primero! Así que, ten cuidado, disfruta del ciclismo y déjanos consejos sobre cómo elegir tus entrenamientos!