¿Quieres una barrita energética nutriente, deliciosa y que tenga buena pinta? Buenas noticias, puedes hacerla en casa tú mismo si sigues la receta de este artículo. No hay necesidad de comprar barritas que contienen químicos que no se pueden ni pronunciar. Si estás dispuesto a pasar 15 minutos en la cocina, puedes crear algo que tendrá tanta energía como las compradas pero más sanas.

Ahorra dinero con barritas hechas en casa

Para ser justos, las barritas compradas en tienda tienen unas cuantas ventajas. Vienen en un empaquetado ligero y fácil de abrir, no necesitas pasar tiempo haciéndolas, y alguien se ha encargado de que sepan bien. Pero todo esto tiene un coste. Nutrición a parte, pueden ser caras. Teniendo en cuenta que una barrita de alta calidad puede costarte hasta 3€, las salidas largas e intensas no serán baratas. Deberás plantearte elaborar tu propia gasolina portátil en casa, especialmente si entrenas varias veces por semana y quieres calidad a buen precio.

 

Puedes comprar nueces, semillas, frutas secas y chocolate a granel para conseguir los mejores precios. Tardan en caducar y puedes hacer numerosas variaciones de barritas energéticas nutritivas, sabrosas y baratas cuando las necesites.

 

Receta: Barritas pegajosas de manzana

La grandeza de hacer tus propias barritas energéticas es que puedes elegir tus ingredientes preferidos. Si te gustan las manzanas te encantará esta. Es tan refrescante como la fruta pero mucho más rica y energética, ideal para salidas largas. Esta receta sólo te llevará 15 minutos de preparación. ¡No hay excusas para no probarla!

Ingredientes

Para la masa

12 dátiles, sin hueso
1 taza de mantequilla de almendra
¼ taza de miel
¼ taza de coco rallado
½ taza de mantequilla de coco
1 cucharilla de café de canela
1 pizca de sal

Para la parte superior

3 manzanas, sin corazón y cortadas en láminas finas
3 cucharadas soperas de aceite de coco
½ taza de nueces, ligeramente troceadas
¼ taza de miel
2 cucharadas soperas de mantequilla de coco
1 pizca de sal y canela

Elaboración

1. Añadir todos los ingredientes de la masa en un robot de cocina. Calentar la mantequilla de coco para que se mezcle correctamente con el resto.
2. Poner los ingredientes de la masa en un recipiente para horno de cristal, pisar hasta que se distribuyan uniformemente.
3. Calienta una sartén grande a fuego medio. Añade el aceite de coco y luego la manzana fileteada.
4. Cuando las manzanas se reblandezcan, añade las nueces. Asegúrate de mover la mezcla para que no se queme.
5. Cuando las manzanas empiecen a deshacerse, añade la miel, y la mantequilla de coco junto a la sal y la canela.
6. Cuando todos los ingredientes estén juntos vuelca la mezcla sobre la masa y presiona para que se reparta. Ponlo todo en la nevera para que se endurezca durante 30-45 minutos.
7. ¡Córtalo en cuadrados y ya lo tienes!