El bikepacking es una aventura al aire libre que empieza donde el cicloturismo acaba: al final de las carreteras asfaltadas. Con diferentes bolsas puedes guardar rápidamente, en cualquier lugar de la bici, todo lo que puedas necesitar de manera compacta y estanca. ¿Distancias más largas? ¿Terreno variado? ¡No hay problema! Gracias al reducido peso te moverás rápidamente mientras satisfaces tu sed de aventura.

Es una tendencia emergente que ha tenido bastante repercusión en los medios debido a carreras como la 4418-km Tour Divide en Norteamérica y la Transcontinental Race en Europa, pruebas en las que no hay un recorrido definido pero en las que se requiere el paso de los corredores por puntos de control obligatorios. Sin embargo el bikepacking es más atractivo desde el punto de vista de la aventura, no el de la competición. En vez de instalar contundentes portabultos delante y detrás para cargarlos con equipamiento, los bikepackers (mochileros en bici) prefieren llevar menos bolsas, lo que ofrece una mayor libertad y versatilidad.

 

 

 

 

 

 

Estos ciclistas pueden llevar equipamiento suficiente para viajes de varios días y decidir dónde acampar de manera espontánea. Con material adecuado como tiendas de campaña, sacos de dormir y hornillos ligeros, los bikepackers pueden disfrutar de la libertad de decidir donde parar de noche. Unos se quejarán de la falta de comodidad, pero es aquí donde empieza la aventura para otros.

Probablemente todo empezó con la marca Rocky Mountain, su modelo Sherpa fue la primera bicicleta de montaña producida en masa y hecha específicamente para esta modalidad. No obstante hay más tipos de bicis válidas para cumplir el rol de una máquina de bikepacking. Normalmente depende de donde quieras ir y qué tipo de terreno quieras afrontar. La mayoría elegirán bicis confortables de carretera, gravel, y las fat bikes, que son las mejores para desplazarse sobre arena o nieve.

 

 

 

 

 

 

La mayoría de bikepackers prefieren bolsas que se montan y se quitan fácilmente sin herramientas, usando sólo velcro, hebillas y cierres. Los mochileros pueden comprar la mayor parte de su equipamiento en tiendas de deportes de aventura, aunque los vendedores de ciclismo y las marcas deben ver esto como una oportunidad de ampliar su oferta de productos y quizás conseguir nuevas ventas. En cualquier caso, las bolsas deben estar hechas específicamente para bicis.

Hay algunos fabricantes que tradicionalmente hacen bolsas, como la marca alemana Ortlieb o la estadounidense Blackburn. Ortlieb ha añadido una amplia bolsa de cuadro a su gama, la cual se compone de una bolsa para el sillín, una enrollable para el manillar y una de accesorios.

 

 

 

 

 

 

 

Blackburn lanzó este año su línea de bolsas Outpost, incluyendo una moderna edición limitada. La línea Outpost incluye una bolsa para el sillín, una para el cuadro, una enrollable para el manillar y otra para el tubo superior del cuadro. Todas ellas son resistentes al agua y expandibles. Si quieres profundizar más el concepto del bikepacking échale un vistazo al libro ilustrado llamado Roll With It, publicado por la misma marca para atraer a más gente al mundillo. Hay también una novela del mismo nombre. Aquí puedes ver el trailer.

Aunque es una marca joven comparada con Ortlieb y Blackburn, la firma británica Apidura ha estado trabajando en su gama de bikepacking desde 2014. Es conocida por sus bolsas minimalistas y ligeras, populares entre los competidores del Tour Divide y la Transcontinetal Race.

 

 

 

 

 

 

 

La división de equipamiento de aventura de Specialized ha estado parada estos dos últimos años, pero en los últimos meses han sacado bastantes proyectos adelante. Tras su serie de cortos preciosamente ejecutados, The Adventure Dispatch, el equipo liderado por Kevin Franks y el diseñador Erik Nohlin reveló la impresionante Sequoia, una bici de aventura con manillar de bigote.

Para acompañar su lanzamiento, anunciaron también una extensa gama de bolsas para bikepacking que probablemente tengan un gran impacto en el mercado, tentando a más gente a este mágico mundo. Su completa línea de bolsas resistentes a las inclemencias Burra Burra incluye una bolsa de cuadro, un arnés para el manillar, una bolsa de sillín con estabilizador, otra para el tubo superior del cuadro, un portabultos trasero cuadrado que ellos denominan Pizza Rack Pack, un portabidones para la horquilla y una bolsa estanca para el manillar.

La marca alemana Ghost también ofrece dos bicicletas de montaña, la Hamr y la Roket, que se ajustan muy bien al bikepacking. Estas bicis incluyen ruedas extra grandes para mayor comodidad y tracción. La Roket X es una rígida para puristas, construida sobre una transmisión Pinion. Esta bici ofrece la simplicidad de un bajo mantenimiento sin escatimar en sensaciones y seguridad en las sendas. La firma ha confiado en un especialista en bolsas para desarrollar una línea de bikepacking. Junto con la compañía checa Pinguin, Ghost ha desarrollado una selección que comprende desde una bolsa de sillín y una de cuadro hasta una de manillar y una mochila.

ghost-roket-x-27-5-adventure-bags