Llevamos más de una semana de carrera y el líder del maillot verde ŠKODA de La Vuelta 2021 es Fabio Jakobsen, seguido por Philipsen y Demare. Al líder, Primoz Roglic, no lo encontramos hasta el séptimo puesto y a más de 100 puntos del primero. En 2020 a estas alturas el ‘verde’ se lo jugaban entre Roglic y Carapaz. ¿Qué ha cambiado para que ahora haya tanta distancie no sea así? 

Pues en primer lugar el recorrido de La Vuelta ha influido, claro. En 2o20 se suprimieron las tres etapas llanas de inicio de carrera en Holanda y en la primera semana se subieron Arrate, Aralar, Laguna Negra, los puertos de Pre Pirineos en Sabiñánigo, Cotefablo, Formigal (y eso que se cambió la del Tourmalet). Vamos, que solo hubo una llegada al sprint en Ejea de los Caballeros. En este 2021, con dos etapas más (la crono no cuenta) ya ha habido cuatro llegadas masivas (tantas como en 2020) a estas alturas de Vuelta y los velocistas han tenido más oportunidades de sumar puntos que los primeros clasificados en las etapas de montaña.

Es cierto que a partir de ahora La Vuelta se volverá más montañosa (tampoco tanto como otras veces), pero aún así quedaran otras cuatro o cinco etapas en las que lo más rápidos podrán seguir sumando puntos. Eso sí, la diferencia que ya tienen con Roglic (el único de la general en el Top Ten) se antoja difícil de enjugar, sobre todo porque ha cambiado el sistema de otorgar los puntos.

Jakobsen lidera por ahora el maillot verde.
Jakobsen lidera por ahora el maillot verde.

 

Cambio de sistema de puntos

La clave de que Jakobsen, Philipsen, Demare y quizás Matthews y Aramburu sean ahora mismo los máximos favoritos para llevarse el maillot verde Skoda de La Vuelta 2021 por delante de Roglic está en el cambio del sistema de puntación. Hasta el año pasado la mayor parte de los puntos se otorgaban en la línea de meta y de forma equitativa en cada una de las etapas. Los sprints intermedios no estaban demasiado valorados y acababan siendo casi siempre para los fugados.

Para este 2021 la organización decidió hacer un sistema similar al del Tour de Francia, en el que las etapas llanas otorgan en meta más puntos de las de media y alta montaña y que las contrarreloj. Así al ganar la etapa de la Manga del Mar Menor le dio a Fabio Jakobsen 50 puntos, mientras que el vencedor de la jornada del Balcón de Alicante, Storer, solo se llevó 20, porque estaba considerada como de alta montaña.

Foto. La Vuelta
Foto. La Vuelta

 

Pero hay más. Los sprints intermedios, uno en cada etapa, dar al primero 20 puntos, los mismos que ganar una jornada de alta montaña. Hasta ahora los velocistas no los están aprovechando demasiado porque se los suelen jugar los fugados. Pero si están cerca de meta, como ocurrió en la segunda etapa con final en Gamonal, también son ‘cosecha’ de los velocistas.

Favoritos al maillot verde

A partir de ahora no solo entrarán en juego los puntos que puedan sumar los velocistas en cada uno de los sprints, Jakobsen y Philipsen parecen los dominadores con dos victorias cada uno, sino lo que puedan aguantar en la montaña para no llegar fuera de control y el trabajo que puedan hacer los equipos de los ciclistas versátiles, como Matthews y Aramburu, que siempre se pueden filtrar en fugas y sumar puntos en otro tipo de etapas.

Aunque para algunos aficionados es una clasificación secundaria, el maillot verde Skoda de La Vuelta 2021 supone para el equipos y sus patrocinadores subir al podio todos los días y ser el centro de atención de fotógrafos y cámaras de televisión. Y ese siempre es un objetivo para cualquier conjunto ciclista, que al final vive de exponerse en los medios.

Por eso a partir de ahora se podrá ver al Bike Exchange o a Astana endurecer en las etapas de media y alta montaña para hacer sufrir a Jakobsen y Philipsen para que de ello se puedan beneficiar Matthews y Aranburu. No es nada nuevo, ya sucedió este año en el Tour de Francia cuando los rivales intentaban dejar fuera de control a Cavendish y el anterior cuando pasaba lo mismo con Bennett. Y es que a veces los movimientos de los equipos en el pelotón no hay interpretarlos solo pensando en la clasificación general o en la etapa.

Philipsen ya ha vestido el maillot verde
Philipsen ya ha vestido el maillot verde