Compartir:

¿Influye el agua en el rendimiento? ¡Pues resulta que sí, y mucho! El cuerpo humano se compone aproximadamente en un 60% de agua. Por eso, siempre se nos anima a beber en cantidad. A pesar de que no hay muchos datos científicos acerca de cuánto es suficiente, está claro que mantener la hidratación es crucial para mejorar el rendimiento. Una hidratación adecuada permite rendir de la mejor manera posible, ayuda a evitar la debilidad mental y la sensación prematura de fatiga y, además, es una valiosa aliada para perder peso.       

El agua puede ayudarte a maximizar tu rendimiento físico

En cambio, la pérdida de agua puede afectar al rendimiento de manera significativa. Esto es especialmente importante durante los meses de verano, en subidas pronunciadas o si tienes tendencia a sudar mucho. La deshidratación puede perjudicarte incluso perdiendo solo un 2 % del contenido de agua de tu cuerpo. En las carreras de resistencia largas, no es extraño que los atletas pierdan entre un 6 y un 10 % del agua corporal a través de la sudoración. Esto puede provocar un control insuficiente de la temperatura corporal, reducir la motivación, aumentar la fatiga y también la debilidad mental. Se ha comprobado que una hidratación óptima evita que esto ocurra, e incluso puede llegar a reducir el estrés oxidativo durante el ejercicio de alta intensidad. Para conseguir tu mejor rendimiento, tienes que mantener una buena hidratación.

La hidratación afecta significativamente a tu energía y al funcionamiento de tu cerebro

La hidratación influye enormemente en el cerebro humano. Incluso una leve deshidratación de entre el 1 y el 3 % del peso corporal puede tener un impacto negativo en muchos aspectos del funcionamiento del cerebro. En algunos estudios, este tipo de pérdida de fluidos provoca mal humor, problemas de concentración, mayor frecuencia de migrañas, problemas de memoria y un aumento de las sensaciones de ansiedad y de cansancio. Cada vez que realizas ejercicios intensos o simplemente cuando sudas mucho durante el día, existe un mayor riesgo de aparición de estos síntomas. Antes de empezar a buscar otras posibles causas, bebe un vaso de agua.

Beber más agua te ayudará a mantener el peso de competición

Aunque parezca extraño, beber agua puede ayudar a perder el exceso de grasa corporal, aumentando la sensación de saciedad y la tasa metabólica. Un estudio ha demostrado que beber 2 litros de agua al día puede incrementar el gasto total de energía hasta en 96 kcal. Para conseguir el máximo efecto no solo debes beber suficiente, también tienes que hacerlo en los momentos adecuados. Lo mejor es beber agua media hora antes de las comidas, de manera que no interfiera con la digestión, ya que aumentará tu sensación de saciedad, de modo que comerás un poco menos. Beber agua fría también puede ser beneficioso porque el cuerpo debe emplear energía adicional para calentar el fluido hasta la temperatura corporal.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.