ŠKODA logo

Catching Breath: La carrera del Himalaya que te dejará sin aliento

¿Sabías que tu cuerpo sólo recibe la mitad del oxígeno en altitudes extremas? Y se necesita mucho para llegar exactamente a 5.359 metros sobre el nivel del mar, en caminos pedregosos y dejados de la mano de Dios, acompañados de vientos helados que tratan de tirarte a cada pedalada. Hace algún tiempo, nos topamos con Christoph Kluge, un atleta que se sometió voluntariamente a estas condiciones y creó un récord de strava para escalar uno de los mejores puertos del Himalaya en bicicleta en 2012. El paso de Khardung La permanecía imbatido desde entonces… Nosotros conseguimos hacer historia. 

ŠKODA, junto con We Love Cycling, corrió la voz en secreto de este reto y en muy poco tiempos un montón de ciclistas sin una consideración por su salud comenzaron mandarnos correos e inundar nuestras bandejas de entrada. Hemos comparado meticulosamente los registros de STRAVA de cada solicitante, su historia atlética y de salud general, y su determinación para batir el récord de carrera de Kluge. Y, para nuestra sorpresa, acabamos con no uno ni dos, sino cuatro finalistas, dispuestos a emprender esta misión extrema. Y así nació el proyecto Catching Breath.

Además de los cuatro concursantes, Bartosz Huzarski de Polonia, Andrea Schilirò de Italia, Eva Lindskog de Suecia y Valentí Sanjuan de España, hemos encontrado al equipo de rodaje y a un equipo que iguala el nivel de locura de toda la aventura porque Khardung La es el punto más alto del Himalaya y, en realidad, de todo el mundo, accesible sin permiso militar. Así que, después de minuciosos preparativos y con la determinación de un colgado, emprendimos el viaje.

Queríamos mantener a los ciclistas motivados mostrándoles cuán cerca/distantes están del récord original de Kluge, así que desplegamos un ŠKODA KAROQ con una pintura especial, que mantenía el ritmo de Kluge y acompañaba a los ciclistas en la carretera, sirviendo de referencia.

Otro coche de apoyo fue el ŠKODA KODIAQ, también de la familia 4×4, que sirvió como vehículo auxiliar, llevando parte del equipo de cámaras, botellas de oxígeno y todo el equipo necesario. No hace falta decir que la carrera hizo que todos los ciclistas sacaran lo mejor de sí mismos, pero también fue un reto para el equipo de rodaje. Horas de rodaje “duro” y en directo, sin storyboards, sin repetir tomas y sin condiciones de luz ideales no parecen el mejor plan, pero, según el director Alberto Accettulli, al final fue difícil dejar de rodar por la pura adrenalina y el impresionante paisaje! Y lo que es más importante, porque fue testigo de una de las historias más antiguas que hay, de una lucha de a cara de perro, de la determinación humana y de superar los propios límites.

Como en casi todas las carreras, sólo hay un ganador. Bartosz Huzarski no sólo logró vencer a Khardung La, sino también batir el viejo récord por 27 minutos y 50 segundos. Poco después, Andrea Schilirò apareció en la cima, también consiguiendo el récord, y Eva Lindskog se convirtió en plusmarquista femenina en el momento en que cruzó la línea de meta a pocos segundos del KAROQ.

En cuanto a Valentí Sanjuan, incluso cuando el récord ya estaba fuera de sus límites porque poco antes del reto participó en 10 carreras Ironman en 10 días (lo leísteis correctamente) y necesitó pasar por el hospital tras una lesión, decidió terminar y no dejar que ganaran los Himalayas. Después de unos minutos con una máscara de oxígeno y una cantidad decente de juramentos, él también hizo cumbre. Después de que todos los ciclistas y la organización se recuperaron, la emoción casi se pudo tocar con las manos. No hace falta decir que la carrera fue agotadora, pero valió la pena.

Nos gustaría agradecer a Garmin, Focus, The North Face, Mitas y Hypoxie Group por proporcionarnos el equipo, consejos valiosos, oportunidades de entrenamiento y, lo que es más importante, confianza en nuestra visión alimentada por la adrenalina. Pero no creas que nos vamos a dormir en los laureles ahora, puede que ya haya otra aventura preparándose.