ŠKODA logo

A lo largo de los últimos años hemos sido testigos de la explosión de la carrera fotográfica de Jan Kasl, con un éxito abrumador en el sector de las bicis de montaña. Jan trabaja para numerosas editoriales y clientes comerciales, como Red Bull Content Pool, y sus fotos se han publicado en muchas revistas de deportes de acción y actividad al aire libre. Estamos contentos de tenerlo como colaborador. Nos reunimos con Jan para preguntarle sobre su fascinante trabajo.

¿Qué hizo que te interesaras por la fotografía?

Sorprendentemente, no me inspiraron mis padres al principio, como a muchos de mis colegas y amigos. Todo empezó cuando formaba parte de un gran equipo de ‘snowboard’. Necesitábamos fotos y publicidad en los medios. Como eslabón más débil del equipo, me asignaron la tarea de tomar fotos de los demás. Al cabo de un tiempo eso empezó a divertirme e incluso gané algún premio con una foto de un esquiador con tabla deslizándose por una barandilla.

Decidí que tenía sentido seguir con las fotos y así nació mi carrera como fotógrafo deportivo.

¿Cómo pasaste a fotografiar ciclismo de montaña profesionalmente?

Hace un par de años conocí a Martin Vrbicky y Stepan Romanov de Fullface Production. Estaban muy metidos en el mundo del esquí y las bicis de montaña. Entonces estaban grabando la película de ciclismo de montaña ‘Spectrum’. Entré a formar parte del equipo y me encargué de las fotografías del proyecto. El primer ciclista a quien fotografié fue la leyenda checa de ‘freeriding’ Richard Gaspi Gasperotti, que ha participado cuatro veces en la Red Bull Rampage.

¿Qué es lo que te gusta en especial de las fotografías de ciclismo de montaña más que otros deportes?

En comparación con los deportes de invierno, me gusta que todo pasa en un clima cálido y no necesito preparar más material que no sea el fotográfico. Pero este enero he fotografiado un catálogo de Ghost Bikes en los Alpes del Tirol del Sur. Llamo a esa parte del país la falsa Italia porque sirven un ‘schnitzel’ con patatas en vez de pizza y hablan alemán. Un día nos levantamos muy temprano para pillar la salida del sol y la temperatura exterior era de 15 grados bajo cero. ¡No es broma! Los cómodos días de bici de montaña se han acabado.

¿Qué llevas en la bolsa de la cámara cuando sales por los caminos a fotografiar a tus amigos?
Soy famoso por llevar un material realmente pesado, incluidos mis grandes focos, allá donde voy. Mis amigos se cachondean de mí y me dicen que parezco un árbol de Navidad. Antes solía llegar al destino en coche, caminaba hasta el lugar del salto, preparaba la escena y tomaba la foto. Eso era todo. Estaba contento cuando hacía una única foto perfecta en una sola sesión fotográfica. Pero las cosas han ido cambiando. La última vez tomé todas las cosas y recorrí 15 kilómetros en mi bici con el material de tamaño gigante para acompañar a los demás chicos de la expedición. Tengo la intención de hacer más documentales de excursiones y aventuras en vez de sesiones fotográficas en un futuro próximo.

Te voy a hacer una pregunta cuya respuesta desea saber cualquier persona con quien hayas trabajado: ¿cuánto pesa tu bolsa de la cámara?

Realmente me encantan mis grandes flashes. El peso total con las cámaras y las lentes es de locos. Hace ya dos años me llamaron Mr. Flash en el torneo de ciclismo ‘freestyle’ Nine Knights de Livigno (Italia), por mi obsesión por utilizar el flash en cada disparo.

Desarrollé un método único que combinaba flashes con el obturador de alta velocidad, algo imposible solo un par de años antes. Utilizo flashes portátiles Fomei especiales para esta técnica. Las primeras veces, incluso tuve que colocar la cámara al revés, algo realmente raro a ojos de otras personas. Parecía el fotógrafo aficionado más tonto del mundo, pero las fotos me gustaban y eso es lo que contaba. Espero que mis fotos convencieran a quienes se burlaban de mí de que tenía razón. Pero, en general, utilizar flashes en deportes extremos va a la baja.

¿Has recibido algún premio especial o reconocimiento por tus fotos?

Trabajo como fotógrafo para Red Bull Media House. El mayor número de premios que he recibido ha sido por las fotos del ciclista checo Tomas Slavik, patrocinado por Red Bull. Es el bicampeón mundial de ‘four cross’. Otro retrato suyo me valió el premio Best Marketing Photo of the Year en el ISPO Sports Goods Trade de Múnich.

Luego está la foto de Tomas derrapando en Bali, que ya no puedo verla más porque en los tres últimos años esta misma foto se ha publicado casi en todas partes.

El año pasado saqué una foto de Tomas en Chile que fue proclamada la foto del mes en el Red Bull Photo Pool.

¿Cuál ha sido el destino de bicicleta de montaña más fascinante que has visitado?

¿Tiene que ser de una excursión ciclista? Porque el destino más asombroso en que he tomado fotos es en las islas noruegas de Lofoten. En diciembre del año pasado participé en el campamento Unstad Arctic Surf. El tiempo era horrible, llovía y la temperatura del agua era gélida, pero el ambiente era increíble.

Ahora estoy muy metido en la fotografía acuática. Pasé más de dos horas diarias entre olas congeladas. Respecto a las bicis, recuerdo haber visitado docenas de países fantásticos y unos lugares increíbles en Marruecos, Bali y la Columbia Británica.

Existen algunos sitios que ya has fotografiado varias veces. ¿Cada vez es más difícil encontrar un nuevo ángulo de uno de los lugares de bici de montaña más fotografiados del mundo?

Siempre he intentado pensar en ideas disparatadas, como añadir lana de acero a la rueda trasera de Tomas Zejda. La fotografía de la lana de acero implica fuego y los resultados son espectaculares, pero el proceso puede ser peligroso. Un poco más y Tomas arde en llamas, así que dejamos correr el experimento.

¿Cuál es tu momento favorito del día para tomar fotografías?

Cada vez más intento combinar la fotografía con luz natural y una luz de flash añadida. Como utilizo flashes potentes, obtengo unas fotos muy saturadas, independientemente de la hora del día o la iluminación natural. Pero al igual que otros fotógrafos, prefiero el anochecer porque no tengo que madrugar y la luz es muy buena.

¿Cuál es tu ciclista preferido para fotografiar y por qué?

He pasado la mayor parte del tiempo con Tomas Slavik, Tomas Zejda y Michal Marosi.

¿También eres ciclista? ¿Qué bici tienes y hasta qué punto esto te afecta a tu visión del deporte con la cámara?

Mis habilidades como ciclista de montaña son muy similares a mi nivel de ‘snowboard’. No tengo ni bici. Mis amigos Martin y Stepan de Fullface Production siempre se ríen de mí, pero no soy tan malo. ¡Sé pedalear sin ruedecitas! Trabajo mucho para la marca alemana Ghost Bikes, y suelen prestarme una bici cuando la necesito. La última vez me prometieron que me regalarían una, así que la estoy esperando con ganas.

¿Qué aconsejarías a los fotógrafos que quieren sacar una bonita instantánea de ciclismo de montaña?

No pierdas el tiempo buscando en internet los últimos consejos y trucos fotográficos. Es mucho mejor salir con la cámara e intentar hacerlo lo mejor que puedas. La teoría está muy bien, pero como de verdad se aprende es practicando.

¿Qué planes tienes para 2016 y los próximos años?

Ahora me voy a Chipre para fotografiar a las chicas del equipo nacional alemán de ‘cross country’. Luego marcharé a Nueva Zelanda para realizar un proyecto especial con los ciclistas Michal Prokop y Tomas Zejda. Más tarde, competirán en el acontecimiento local de Crankworx en Rotorua (Nueva Zelanda). A Tomas Slavik y a mí nos gustaría organizar una excursión de pesca al norte de Nueva Zelanda después de la carrera. Directamente de Nueva Zelanda me iré a Madeira, donde se celebrará un Press Camp y un lanzamiento de nuevos modelos de Ghost Bikes. Después participaré en la inauguración de un nuevo parque de esquí acuático sobre tabla en Brasil. Desde aquí quiero agradecer a mi novia Kristyna su extraordinaria paciencia.